02 enero 2013

Castell dels Moros y Sant Pau de Montmany

Gran salida la que hemos vivido hoy explorando nuevas rutas y conquistando una nueva fortaleza, el castell dels Moros o de Montmany. En esta ocasión, también aprovechamos el itinerario previsto para conocer la ermita de Sant Pau de Montmany que nos quedaba de camino y ya de paso ponerle la etiqueta de "tomada".
Cinco valientes cogimos la dirección de Bigues i Riells pasando por Gallecs y Can Regassol para a partir de allí, subir el Puiggraciós.

Llegados a este punto en los bosques de Can Ribes, nos gusta parar y contemplar el pico que debemos de subir a continuación...

... el Puiggraciós.

En situación normal, la Torre de telégrafo y el Santuari del Puiggraciós sería nuestro destino final, pero hoy apuntábamos maneras y se podía decir que a partir de aquí comenzaba lo bueno de la ruta.

Lo primero que hicimos fue bajar a la Baga de la Rovira donde un curioso prado entre montañas nos esperaba.

Este tramo fue muy divertido ya que el prado se atravesaba dando pequeños saltos por un corriol trazado

Todo a las faldas de los Cingles

De seguida llegamos a la ermita de Sant Pau de Montmany donde hicimos una parada obligada para visitarla y tomar un tentempié.

En plena bajada llegamos a la Iglesia, casi nos la pasamos con la emoción.


Legi y Teo ante la Iglesia de Sant Pau de Montmany (1600- 1606), de estilo gótico tardío y con una sola nave con planta de cruz latina. 


Como pudimos ver in situ, estaba en estado ruinoso, con una gran grieta en la fachada que la dividía prácticamente en dos. Fue declarada en abandono en 1910 cuando se trasladó el culto religioso al Santuari de Puiggraciós, varios kilómetros mas arriba.

Aquí estoy con Calleja observando esta Iglesia en peligro inminente de derrumbe, al menos si no se hace una intervención de urgencia. Una gran pena y mas sabiendo que es el escenario principal de la primera novela modernista catalana, El Sots Forèstecs de Raimón Casellas

Foto del interior echa desde la pequeña obertura de la puerta

Pedro a punto de cabalgar junto a una masía adyacente.

A continuación nos esperaba una corta pero intensísima subida hasta el Castell pasando por las cuatro masías que configuran el antiguo pueblo rural de Montmany.
Una vez arriba pudimos comprobar algo curioso, una gran cantidad de panfletos en el suelo y en los árboles nos aconsejaba que no siguiéramos adelante o nos podíamos enfrentar a un "juicio europeo". Un procesamiento legal o algo así que nos invitaba a darnos la vuelta inmediatamente!
No fue una sorpresa para mi pues diferentes blogs de excursionistas que han llegado hasta aquí han tenido sus mas y sus menos con un payés, una barricada de matorrales, una valla en el perímetro del castillo o algo similar. Pero al estar la zona exenta de estos obstáculos decidimos subir tranquilamente para observarlo de cerca.

Objetivo a la vista, el Castell de Montmany. Construcción defensiva del s.XI- XII

 El Castell de Montmany, también conocido como dels Moros está en precario estado de conservación. De planta cuadrada tan solo se conservan dos muros, una pena estando catalogado como " Bé Cultural d'Interès Nacional".

 Está documentado en el año 1247 y fue governado por los Santaeugènia. Hacia 1357 Ramón Centelles lo adquirió de manos del Rey Pere el Cerimoniós, que lo mantuvo hasta finales del s. XVI.

 Los cinco conquistadores con nuestro tesoro. Estoy con Legi, Manu, Pedalillo y Peña

 Las vistas desde los 656m del Castell tenía unas vista privilegiadas de los Cingles de Bertí.

La ruta continuaba bajando por la parte trasera del Castell donde encontramos otro grupo ciclista. Al rato de dejarlos atrás escuchemos gritos inhumanos de alguien con frases tales como hijos de puta!... os voy a matar!!!... Será que esta zona está embrujada!...  No se pero a mi me da que todo el que llegue hasta aquí será considerado persona non grata. Allá vosotros si vale la pena llegar hasta esta "tenebrosa fortaleza" jejej.

A que ahora da miedo! jejjeje

Parada técnica a mitad de bajada

Detalle de la curiosa fauna de la zona.

Divisando el objetivo... bajar hasta La Garriga

 Nueva entrada en Montmany. Antiguo pueblo rural perteneciente en la actualidad a El Figaró.

Tras atravesar la que podría ser una población, tocaba una pequeña subida antes de afrontar los verdaderos descensos del día por la zona de la Soleia de Can Miquel, una gozada sin duda.

Legi en acción.

 Can Miquel, masía  a las faldas del Puiggraciós, por donde pasamos en unas bajadas de vértigo

 Bajadas todo enlazando trialeras, senderos y pistas PR por el Bosc de la Serreta.

Ya en la Garriga enlazamos con el camino de la ribera del río Congost, por su espacio Natural Protegido incluido dentro de la "Xarxa de Espais Protegits de Natura 2000".
Restaban unos últimos kilómetros de rodaje donde los kilómetros acumulados hicieron mella en forma de rampas en nuestro company Peña (supongo que lo puedo comentar, no creo que le siente mal como a otros "malpensados"), y donde con el paso de mas kilómetros fueron redimiendo.

Grata sorpresa el ver lo bien conservada que estaba la parte alta de la ribera del rio Congost, a su paso por La Garriga.

Tras atravesar a ritmo las llera de los ríos Congost y Besós llegamos a casa tras 76 kilómetros y 1465 mdv+  con la satisfacción de una nueva zona explorada.

5 comentarios:

Manu dijo...

Tremenda ruta que nos marcamos, Coswor! Menudo 2013 nos espera...

Joan X dijo...

Madre mia de la virgen del amor hermoso!!! Eso ya parece la trans-serralada-cosworiana que une Santa Perpetua con los Pirineos jajaja Que barbaridad!

Por cierto, el pagès ese lo conozco porque he tenido que acudir alguna vez trabajando. Es todo un personaje. No reviste mucho peligro a priori porque no tiene armas pero hay que ir con cuidado. Pone trampas por todos lados.

Buena manera de empezar el año! Un fuerte abrazo.

juanmaiden dijo...

oleeeeee!!!! ruton del quinze coswor felicidades a ti y a tus fieles acompañantes.
estas son las que a mi me gustan:btt e historia....ver piedras como algunos le llaman me vuelve loco,simplemente con tocar una de esas piedras te trasladas a tiempos remotos.
una vez mas felicidades por un comienzo tan cañero.

GINETAS BIKERS. dijo...

pero que ruta mas interesante.. de verdad que me ha encantado,sobre todo la parte de la ermita ,esa es para escuchar buenas sicofonias.je, je,je..!!! gran ruta sin duda.

J Herrera. Coswor STA. PERPETUA dijo...

Eso espero MANU, con compañeros así lo que nos echen!.
JOANX cuando las piernas se calientan ya le puedes echar lo que quieras jejej. También es casualidad que sepas profesionalmente del Payés "grillao", en caso de toparnos de frente con el en otra ocasión te llamaremos para que nos hagas de mediador jejej... que miedo!
En algo nos parecemos MAIDEN, en esto de las piedras hay algo que me atrae, ya que al haber tanta historia en ellas hace que llegar hasta ellas se haga la ruta menos cansina. No hay nada como ponerse un objetivo para que los kilómetros sumen solos... increíble pero cierto!
Me alegro que os haya gustado la ruta GINETAS, la ermita es cierto que se podrían hacer sesiones paranormales porque solo hay que verla por fuera jejej, me río aunque realmente lo que me dan son ganas de llorar, que nadie se haga cargo de restaurar una edificación tan valiosa. El día que se venga abajo se acordarán de ella!
Un fuertísimo abrazo amigos y nos vemos próximamente con nuestras aventuras al pedal!!