24 julio 2015

La ruta Minera



La ruta minera según dicen es la marxa mas dura de Catalunya, con un trazado exigente, mucho desnivel positivo y con un puerto de los mas duros de nuestra geografía que es el verdadero atractivo del evento, el Coll de Pradell.


A las 8.00 se daba la salida en Berga, consciente de la dureza del trazado salí tranquilo, pedalenado suave y sin disparar las pulsaciones. En los primeros kilómetros me acompañó un buen amigo que me encontré en la salida, los demás componentes del club se habían desperdigado para hacer cada uno su propia carrera

Arco de salida en el polideportivo de Berga


Aquí me encontré con un viejo amigo, Muler y con Toni Perez Valls de Imparables.

Salida libre de control por las calles de Berga

Primeros kilómetros por las carreteras secundarias de Vilada y Borredà.

Rodando en grupo antes del comienzo de las subidas

Comenzaba el primer puerto del día, el Coll de la Batallola de 2a categoría con 17 kilómetros al 4% de media donde las verdaderas rampas al 12 y 16% se encontraban pasados Sant Jaume de Frontanyà. Esta subida no tuvo una gran dificultad aparente al tratarse del primer puerto y llegar con las fuerzas intactas.


Inicio del puerto con el grupo aún compactado

Subiendo el Coll de la Batallola junto a unos companys de Horta- Rapit que iban a ser mis compañeros de ruta improvisados, haciendo constantemente la goma con ellos

 La bajada de este puerto era peligrosa, la organización ya nos había puesto sobreaviso con el asfalto en mal estado en algunos tramos incluso con agujeros y con placas de arenilla, hubo que ir con mucha precaución.
En la Pobla de Lillet se formó un pelotón de unas 30 unidades rodando juntos hasta Guardiola de Berguedá donde paré en el primer avituallamiento para recargar los bidones.
Aquí empezaba el segundo puerto del día y el gran reto, subir el Coll de Pradell por Fumanyà de categoría especial, la vertiente mas dura de las tres que hay, con 21 km al 7% de media y con un desnivel máximo del 26%!!!
Un tremendo puerto considerado por muchos como el mas duro a este lado de los pirineos.

Los primeros kilómetros son muy suaves, aptos para ir calentando conscientes de lo que nos viene

Giro a la izquierda junto al camping el Berguedá y comenzamos el Coll de Fumanyà

Pasados el desvío a Sant Cornel-li es cuando mas duro se hace el Coll de Fumanyà pues hacemos 7 km al 8,3% y picos al 10- 12 %. Pero lo peor son las interminables rectas con carreteras anchas y sin ninguna sombra. Una subida de 11 km cansina y agotadora.

Subiendo Fumanyà y poniendo a prueba el físico y la mente. Te desgasta paulatinamente.

Me volvía a encontrar con los Rapit

 Llegados a la cima comenzamos un descenso de dos kilómetros por una empinada carretera para enlazar a nuestra izquierda con la carretera del coll de Pradell, 3,4 durísimos kilómetros al 10.8 % de media un verdadero reto subirlo con máximas que superan el 20%
La organización se había encargado de animar este tramo con adornos y mucho ambiente, gente disfrazada y con gritos de ánimo. A pesar de la cara desencajada que llevábamos fue espectacular.

Comienzo del tramo mas empinado.

Al fondo el asfalto era de cemento rayado para que no patinaran los coches!

Aquí estoy sufriendo en plena subida del Coll de Pradell!

Para subir el tramo mas duro tuve que hacer constantemente eses debido a la relación 34-25 que llevaba. La organización aconsejaba un 34-30. Por lo que mi sufrimiento se acentuó un poco mas buffff
Cuando parece que se acaba el puerto tenemos una sorpresa, un monumento a la antigua vía y una nueva rampa al 18%!

Avituallamiento en lo alto

Había que rellenar los depósitos tras el gran esfuerzo físico.

A continuación bajada rápida para enlazar con la carretera de Gósol por una ligera ascensión. la que daba comienzo al Puerto de Josa de 2a cat. pasando por Gósol

Con quien me volví a encontrar?... con los Rapit!


Pasando a los pies del Pedraforca. En la pasada bajada había una foto del macizo espectacular pero quien era el guapo de sacar la cámara a mas de 60 km/h?

Llegada a la población de Gósol.

 Pasada esta bonita población era donde el puerto se empinaba verdaderamente, en mi caso lo subí bien gracias a sus reviradas curvas y yendo con un grupito a ritmo.

Cartel informativo

Vista del valle de Gósol con su revirada carretera por donde subimos

Coronando con los Rapit

 La bajada que venía a continuación también tenía tramos de asfalto precario por lo que hubo que ir con precaución. Aqui hacía la goma con el grupito que iba pues yo bajé un poco mas lento viendo los agujeros que había en la carretera bufff!
 Llegada a Tuixent donde un autocar escoba esperaba a todos aquellos que por problemas mecánicos o físicos decidían abandonar. Aquí sin haber llaneado nada prácticamente nos volvemos a meter en otro puerto y van 5!
Se trataba del segundo mas duro del día, un 1a categoría que se convierte en el juez de la prueba. Hay que subir Coll de Port 8 km al 6.5% y el Port del Comte de 4 km y un kilómetro al 8,9% tras una bajada de 4 km.



Con los compañeros de viaje llegando a Tuixent

Bonita población de l'Alt Urgell

Inicio del Coll de Port. Este puerto dispone de muchas sombras y con curvas muy reviradas pero ello no hace que se haga duro debido a la acumulación de kms y desnivel que llevamos.


Comienzo del puerto



Alto del Coll de Port

En esta cima había un avituallamiento y adivinan quien se encargaba de él?... mi club, el Cau de la bici!

Pera, Paqui, Thais y su pareja se lo curraron de lo lindo!

Este avituallamiento era un oasis, además de completo estaba en un buen sitio estratégico

Frutas, frutos secos, isotónicos, agua, coca cola, sandwichs...

Paqui rellenando los botes siempre con una sonrisa, se nota que comparte la misma afición!

Tras despedirme de los compis bajamos 4 kms para volverlos a subir, en este caso para coronar la estación de esquí del Port del Comte.
Una subida donde me empezaron a pesar los kilómetros, la hice mas lenta de lo normal y se me hizo interminable, suerte de los demás ciclistas que me iba encontrando.

Pistas de esquí del Port del Comte

Todos los puertos estaban marcados con un cartel el cual se agradece. Que largo se me hará este último kilómetro jejej

Última curva antes de coronar

Una vez en Port del Compte cogimos el descenso mas largo de la jornada, el que nos dejaba en Sant Llorenç de Morunys en una rapidísima bajada a tumba abierta y con el asfalto en buen estado.
Abajo cargaba bidones, y a estas alturas de carrera me tomaba un gel de cafeína para afrontar el último puerto, el Coll de Jouet o la Mina de 2a cat.

Este puerto se presentaba como el benjamín de la ruta, la tachuela final para llegar triunfante pero nunca mas lejos de la realidad fue un calvario pero no debido a su dureza sino a la gran acumulación de desnivel que llevábamos ya en nuestras piernas.
 No había que confundirlo con el coll de Bancelló que se subió antes y podía confundir en su bajada que ya habías coronado la Mina como fue mi caso. Imaginar la cara que se me quedó cuando vi un letrero que ponía "Coll de la Mina abierto" jejeje.
Suerte del gel de cafeína sino lo hubiera pagado. Señal de lo que digo es que en el camino me encontré gente bajada estirando e incluso uno en el suelo boca abajo junto a una ambulancia debido a un crujido de espalda. Todo ello con el handicap de la hora de mas calor del día, la que hizo vaciarme los bidones encima cuando fui consciente de que me quedaba poco para llegar arriba.
Por el camino subí la Mina con dos compañeros de ruta comentando la ruta en general y haciendo una amistad de paso con ellos.

Subida del Coll de la Mina

Bajada junto a un company de ruta

Gastando los últimos cartuchos!

 Un largo túnel oscuro de pavé nos indicaba el final del puerto y de paso el final de las subidas de la Marxa. El frescor que había en su interior era un preludio del fin del sufrimiento ya que a partir de aquí era todo bajada hasta Berga, donde di lo poco que me quedaba en su rapidísima bajada revirada.

Llegada a metaaaa!

En definitiva una carrera que al ser tan larga es marcada por sensaciones, tal como te vienen se van y acaba siendo una lucha contra ti mismo. Encontrando diferentes compañeros de ruta donde cogerte y con cambios de paisajes y trazadas radicales.
El coll de Fumanyà se me hizo aburrido y agobiante, el fisico me falló algo en Port del Comte pero en los demás me encontré bien y mejor aún en el temido Coll de Pradell.
Los avituallamientos estaban bien, aunque la bebida mas fría se hubiera agradecido, la ruta muy bien marcada y bastante personal a lo largo de ella.

Plato de pasta, sandía, coca artesanal y bebidas para recuperar fuerzas

Integrantes del grup Kaurreters una vez reunidos al final de ruta donde cada uno hizo su propia lucha  Esta peña va como motos! con Jordi, Jose Newman, un servidor y Sergi Alba a mi izquierda


Comida-coloquio donde cada uno contaba su propia experiencia donde al menos una vez tienes que ir a sufrirla.


Dorsal minero

Foto conmemorativa del evento

Diploma con el tiempo oficial

Una paliza de las guapas que no hay que perderse amigos!

4 comentarios:

Jacint ALTAYÓ dijo...

Felicitats, crack-catacrack !!!!!!!!!!!!!!!!

joan babot dijo...



CAMPEON CUANDO VUELVA A SER JOVEN REALIZARE ESTA RUTA. FELICIDADES.

J Herrera. Coswor STA. PERPETUA dijo...

Gràcies Jacint per l'ånim que sempre m'hen donas. Una abraçada!

J Herrera. Coswor STA. PERPETUA dijo...

Después de los grandes retos que haces año tras año esta sería una más para tu máquina! .un abrazo!