05 marzo 2012

Gorgs de Gallifa

Pedazo de ruta nos salió, y no es que fuese kilométrica tras 57 km., sino que el paisaje y la zona tenía su encanto.
Antes el Manu, el Chanque y mi Jefa biker Paqui nos habían dejado pasado Caldes mientras que el resto del grupo seguía a ritmo medio dirección Hípica. Una vez aquí comenzaban esas durillas rampas hasta les Elíes que se encargaban de calentar nuestras piernas, para acabar de llegar a ritmo y sin paradas hasta la Iglesia Románica de la Mare de Déu del Grau, en los bosques de Gallifa.

Hasta la capilla no se paró ni un segundo!... que nos estamos malacostumbrando jejej.

Ermita de la Mare de Déu del Grau con Legi y PanZeta

Aquí picando con el Peña y el Legi a ver si nos abre alguien!

Tras haber repuesto fuerzas en la recóndita capilla, a pie del Turó de Solanes, los cuatros rodadores del día continuaban subiendo hasta encontrar un desvío a un sendero que en su día no encontré. Por pocos metros me lo pasé en una anterior ruta, pero esta vez mas preparado les dije a mis companys... aquí esta!!!!
Y la verdad es que empezaba subiendo y no cicable, dejaba que desear, pero la suerte que tengo es que mis compañeros de ruta tienen una gran fe ciega en mi, cogen el toro por los cuernos sin pensárselo y les es igual por donde, porque como yo, tienen ganas de descubrir semana tras semana todo lo que nos rodea, lo cual me enorgullece y emociona. Tener unos camaradas así dan ánimos para buscar nuevos retos.

Este sendero, que seguía el curso de la riera de Gallifa se iba abriendo hasta ser cicable 100%.


Desde aquí teníamos una gran vista del Cingle de Gallifa

Este sendero seguía el curso de la riera de Gallifa el cual nos dejaba unos enormes parajes debidos al relieve de la zona, con pequeños saltos de agua y estanques naturales o gorgs.

Salto de agua en la riera de Gallifa, parte alta de nuestra riera de Caldes.

Y a escasos metros el Gorg de les Angulles.

Legi se recrea con el bello paraje

Al acabar el corriol cogimos una pista ancha de subida con un nivel importante que nos dejaba directamente en el Castell de Gallifa, que como muchos sabrán, no se puede visitar a no ser pagando una cuota simbólica de dos euros.

Ultimas rampas del dia, como esta que nos dejaba en este Turó, el del Castell de Gallifa

Nosotros de momento pasamos junto a la puerta para encaminarnos a mucho ritmo por pistas rápidas por Coll Monner, Tres Pins, Guanta y Sta Perpetua, La jornada acabó muy feliz por haber cerrado una nueva ruta sabadera en compañía de estos auténticos rodadores.

3 comentarios:

GINETAS BIKERS. dijo...

estupenda ruta, buen aporte fotografico, que cosas teneis por vuestra zona, muy guapa la gorg, seguir asi con esas rutas guapas.

JAI dijo...

Guapísima ruta, y preciosas fotos, vaya máquinas. Nos encanta ver vuestras aventuras. Un abrazo Coswor

J Herrera "Coswor" STA. PERPETUA dijo...

Gracias compañeros de oficio, hay estamos,donde hay caminos por descubrir y senderos por conquistar...